Una vivienda en la que se respira optimismo con un interiorismo a todo color

El Estudio Sara Torrijos confecciona un interiorismo a medida en una casa situada en Boadilla del Monte, en Madrid. Sus paredes y decoración hablan por sí solas. Los diseñadores utilizan los espejos para incrementar la profundidad de las estancias, añaden un toque de color a cada uno de los espacios, creando contrastes y, a la vez, enfatizando sus elementos decorativos. Emplean celosías metálicas para separar el comedor del salón. La cocina cuenta con su propio espacio.

04/07/2024

El equipo del Estudio Sara Torrijos se ha encargado del proyecto de interiorismo, decoración y amueblamiento integral de este chalet adosado de obra nueva, con 280 m2 de superficie distribuidos en tres plantas, ubicado en una zona residencial de lujo en Boadilla del Monte (Madrid). Sin modificar la distribución original y ...

El equipo del Estudio Sara Torrijos se ha encargado del proyecto de interiorismo, decoración y amueblamiento integral de este chalet adosado de obra nueva, con 280 m2 de superficie distribuidos en tres plantas, ubicado en una zona residencial de lujo en Boadilla del Monte (Madrid).

Sin modificar la distribución original y a partir de una envolvente blanca, vacía y carente de personalidad, el Estudio Sara Torrijos ha abordado la reforma -en tan solo un mes de ejecución- primero dotando a la vivienda de una nueva piel y, segundo, mediante el cuidado al máximo del diseño y de la selección de piezas decorativas y de mobiliario.

"Sus propietarios querían convertir la casa en hogar, por ello nuestra labor fue identificar aquello que les representaba y conseguir confeccionar un traje a medida", comenta la arquitecta y fundadora del estudio de interiorismo, Sara Torrijos.

De este modo, la vivienda fluye en un ambiente alegre, acogedor y sofisticado, con toques vivos de color, siempre en el marco de la practicidad. Mediante distintos recursos -como molduras para dar profundidad, espejos para agrandar las estancias o celosías para delimitarlas- la casa es un hogar con fuerte carácter y personalidad, pero muy funcional y cómoda.

Una zona de día apetecible
El objetivo de la intervención en la zona de día era conseguir espacios familiares en los que apeteciera pasar tiempo, por eso se ha trabajado a fondo cada detalle. Se han incluido diferentes elementos textiles, como cortinas de suelo a techo y alfombras de formas geométricas, que dotan de calidez a las estancias. Se ha recurrido a una paleta de color de tonalidades cálidas, complementada con notas de color en amarillo y verde. También se ha optado por contrastes blanco y negro, para generar ritmo y movimiento.
 
Unas celosías metálicas pintadas en blanco, diseñadas por el equipo del Estudio Sara Torrijos, diferencian la zona de comedor y de salón; la cocina es independiente y tiene acceso desde el comedor.

imcb_vivienda_respira_optimismo_28248_04172950.png (1200×800)

Para potenciar la división entre comedor y salón, el techo se ha vestido, por un lado, con una falsa viga entre ambos espacios y, por otro, con las líneas volumétricas de las molduras que subrayan cada zona. La estancia irradia luminosidad y sus dimensiones parecen casi infinitas, gracias a una pared íntegramente revestida con espejos y a los grandes ventanales.

En el salón, las formas envolventes de dos sillones y un sofá en forma de L prometen conversaciones en familia y relax. Descansan sobre una gran alfombra en un patrón de formas geométricas color tierra y blanco.

En el comedor, cobra fuerza escénica el tríptico enmarcado de papel pintado, que sobre la pared pintada en verde focaliza y realza la perspectiva.

Zona de descanso armoniosa
La zona de noche transmite calma y recogimiento, por lo que el Estudio Sara Torrijos ha utilizado una paleta cromática de tonos neutros, y materiales ligeros, como papeles pintados y otros textiles.

En el dormitorio principal, la pared del cabecero combina un papel pintado liso en un tono beige con un papel pintado con flores. En el centro, un espejo con un marco dorado redondo, comprado en un anticuario. Las mesitas de noche y la cómoda, en blanco y dorado, diseñadas a medida por el Estudio Sara Torrijos, añaden una nota distinguida. A los pies de la cama, la banqueta tapizada en gris remata el conjunto.

El baño de la suite armoniza con esta paleta cromática. Sobre la bañera, una muestra más del amor por el arte de los propietarios, con una obra donde unas bailarinas entrelazan sus manos.

imcb_vivienda_respira_optimismo_28248_04173114.png (1200×800)
      
En definitiva, esta vivienda diseñada por Estudio Sara Torrijos ha logrado atmósferas confortables y elegantes, gracias a un estudiado diseño interior que se adapta a la personalidad y necesidades de sus propietarios. Los toques de color en cada estancia invitan a una actitud alegre y optimista.

Fotografías: Paloma Pacheco Turnes.
 

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts